El impacto de las economías emergentes

Este artículo de opinión pretende hacer una reflexión sobre el escenario para el 2015 de las potencias de mercados emergentes  en la economía mundial y los cambios estructurales en gobiernos y organismos económicos.

Para contextualizar es necesario conocer a qué se denomina “economía emergente” en el ámbito global. Se denomina así a los mercados de países con tendencia a un efectivo crecimiento e industrialización, que impactan al mundo por su consumo energético, de minerales como el cobre y el acero, con mayor capacidad adquisitiva y con una tendencia de la deuda externa que no superan el 35 % de su PIB.

Sin duda alguna este fenómeno no es nuevo, la historia nos lleva a recordar la Revolución industrial, tiempo en el que Gran Bretaña tuvo la primera iniciativa, la cual se extendió décadas después al territorio de Europa Occidental y de Estados Unidos quienes fueron actores principales en las transformaciones económicas, industriales y tecnológicas de la época. Estos cambios han influenciado buena parte de la política económica y del comercio internacional, logrando un incremento del ingreso per capital de estas economías en aquel tiempo.

En la actualidad los países que son considerados economías emergentes son: Brasil, Rusia, India y China, denominados como el BRIC, otras economías categorizadas como emergentes son las de  México, Argentina, Sudáfrica, Europa del Este, Turquía, Indonesia, algunos países Árabes como Arabia, Saudita, Qatar, Kuwait, Bahréin y los Emiratos Árabes Unidos.

Algunos economistas que han monitoreado desde el año 1990 el BRIC, piensan que los factores claves del progreso de éstas economías emergentes, consisten en aumentar su población productora y la capacidad adquisitiva, riqueza de materias primas y recursos, el consumo de insumos energéticos, un gobierno con política económica estable e inversión extranjera directa. Esta teoría está basada en algunas cifras estadísticas del FMI.

Sin embargo este fenómeno hasta el año 2013 reflejaba situaciones en la economía global favorables teniendo en cuenta aspectos macroeconómicos, puesto que estas economías aplican la política de mantener bajos salarios, incrementar las exportaciones de manufacturas y servicios a precios relativamente bajos y manejar tipos de cambio que en algunos casos están subvaluados contribuyendo de esta manera a contener la inflación a nivel mundial.  Permitiendo, de esta forma, que los bancos centrales de los países desarrollados mantuvieran interéses más bajos y al mismo tiempo aumentar la liquidez y el crecimiento a nivel mundial.

Según lo anunciado por el FMI en su Informe WEO “la economía mundial está creciendo con más lentitud de lo esperado y los riesgos se están agudizando sobre todo en los mercados emergentes. El crecimiento mundial está proyectado ahora en 3,1% para 2013 y 3,8% para 2014 con una revisión a la baja de ¼ de punto porcentual en comparación con el informe WEO de abril de 2013.” Y para el año 2015 el panorama no es el más alentador.

Según la Nota de prensa del capítulo 3: ¿HACIA DÓNDE NOS ENCAMINAMOS? PERSPECTIVAS EN TORNO AL PRODUCTO POTENCIAL, Perspectivas de la economía mundial (abril de 2015), publicada por el FMI, se afirma que “en el caso de los mercados emergentes, se prevé que el crecimiento del producto potencial disminuya más a mediano plazo como consecuencia del envejecimiento de la población, la contracción de la inversión y un menor aumento de la productividad a medida que se vayan reduciendo las brechas tecnológicas entre estas y las avanzadas.”

Adicionalmente EEUU anuncio un aumento en sus tasas de interés, medida que impactara las economías emergentes ya que  al aplicar esta medida esperada para mediados del presente año, automáticamente incrementara el valor de la deuda externa, y las maniobras financieras actuales como el apalancamiento bajo este nuevo escenario ocasionaría un deterioro en el gasto interno además de debilitar los canales de crédito.

Para mantenerse las economías emergentes y no seguir en proceso de desaceleración económica, los gobiernos tienen un reto muy grande pues su estructura económica debe ajustarse y ser flexible considerando la variación de valor de la moneda y verificando constantemente su política económica.

Para nuestro entorno, América Latina es un vivo ejemplo de lo difícil que puede llegar a ser un ajuste constante de la política económica que durante décadas ha mostrado un estancamiento en los niveles de PIB y su ingreso per capita.

Fuentes:

http://www.reingex.com/Paises-Emergentes-China-India.asp
https://niefcz.wordpress.com/2011/09/12/economias-emergentes/
http://blog-dialogoafondo.org/?p=3486
http://www.eleconomista.es/economia/noticias/6689521/05/15/El-FMI-advierte-que-China-crecera-menos-de-lo-esperado-y-afectara-a-la-economia-mundial.html
http://www.imf.org/external/spanish/pubs/ft/weo/2015/01/pdf/sums.pdf
El FMI asegura que China deberá flexibilizar aún más su divisa – elEconomista.es  http://www.eleconomista.es/economia/noticias/6689521/05/15/El-FMI-advierte-que-China-crecera-menos-de-lo-esperado-y-afectara-a-la-economia-mundial.html#Kku85qmpufSy2WdK