emprendedor

Es ser forjador de tus sueños, no dejar nuca de persistir en lo que quieres, no rendirte jamás ante los obstáculos que puedan presentarse.

Todos los seres humanos cometemos errores sobre todo cuando intentamos cambiar el rumbo de nuestras vidas; salir de la cotidianidad lograr ser autentico, ser diferente y no hacer siempre lo que los demás hacen. Pero lo más importante es que mantengas el espíritu emprendedor y aprender de los errores y que estos construyan tu camino al éxito a mirar la vida con una óptica diferente, entendiendo que cada día se debe mantener una actitud positiva y no dejar que nada haga que desfallezcas.

RECOMENDACIÓN.

Las tres cosas por las cuales un emprendedor no se debe dejar contaminar:

1. EL MIEDO Y EL TEMOR: Estas dos emociones negativas no dejan que el emprendedor rompa los paradigmas, a que impulse sus ideas y las haga efectivas por ello el miedo y el temor deben romperse para que fluya la creatividad que hay en el ser, e ir en la búsqueda de objetivos claros para cumplir su cometido.

2. LA PENA: Es sinónimo de inseguridad, no deja avanzar al emprendedor en la toma de decisiones por pensar en el que dirán, en que pensaran al que tú quieras realizar tus sueños que para los demás suelen ser imposibles de lograr y esto se convierte en obstáculo y trabas que te hacen creer que eres un soñador sin futuro que te estas enloqueciendo y de esta manera no le demuestras a los demás que están equivocados y enseñarles que cuanto más creas en ti más logras alcanzar lo que deseas.

3. LA PEREZA: Un soñador jamás se puede contaminar de pereza, porque apagara la antorcha de su espíritu emprendedor. Como dice el refrán “la pereza es la madre de todos los vicios”

Administrador