dolar_alza

Cuando el precio del dólar sube los exportadores son los beneficiados, pues por cada dólar que reciben por la venta de sus productos en el exterior, reciben más pesos a cambio. El grupo de exportadores de Colombia que en diciembre del 2014 recibía 2.392.46  pesos por cada dólar que traían al País, hoy están recibiendo una ganancia de más de 634.74  pesos por dólar.

PERO EN ESTE CASO QUIEN SON LOS QUE GANAN?

No todo es tan negativo y malo. Los colombianos también se benefician cuando el precio de esta divisa aumenta. Los mayores afortunados son quienes venden productos en el exterior porque están recibiendo más pesos por cada dólar ingresado.

Estos beneficios no necesariamente se traducen en el corto plazo: el incremento de las exportaciones no se da de un día para otro.

En el sector  de la economía exportadora son muchos los que  ganan; se generan más exportaciones, más empleos, y por ende, aumentan los ingresos para las familias que viven de este sector.

Se presume que uno de los sectores exportadores más ganadores es la industria de confecciones, pues Colombia es el tercer productor en el mundo de ropa íntima. Le sigue el sector exportador agropecuario.

También  se benefician, por otra parte, los colombianos que reciben remesas provenientes de los Estados Unidos.

Aquellos colombianos que han realizado inversiones, a través de las firmas comisionistas, en acciones de firmas norteamericanas, han aumentado notablemente sus ganancias.

QUIENES SON LOS QUE PIERDEN?

Un precio alto de la moneda estadounidense encarece las compras de los importadores, pues deben destinar más pesos colombianos para adquirir los dólares necesarios en el importe de materias primas y artículos elaborados en otros países.

Lo anterior supone mayores costos para los empresarios importadores, lo cual se traduce en precios más elevados que pagamos los consumidores, los ciudadanos comunes.

El primer golpe que recibimos es en el momento de comprar electrodomésticos, repuestos para carros, herramientas, vehículos nuevos, ropa de marcas extranjeras, artículos tecnológicos y algunos alimentos provenientes del exterior.

Sin embargo, aquellas personas que no siempre consumen bienes importados también se ven afectadas cuando tienen planes de programar unas vacaciones en otros países. En este momento no es buenos viajar al extranjero.

Comprar dólares a precios altos significa que se requerirá un mayor presupuesto: tiquetes de avión más caros, alojamiento más costoso y si queremos comprar regalos con la tarjeta de crédito, también pagaremos más. Es decir, hacer turismo fuera del País puede volver frustrante.

Las empresas que elaboran productos a partir de insumos importados, como de origen químico, deben cubrir unos mayores costos que pagan destinando más pesos por cada dólar.

Y ENTONCES, QUÉ HACER?

Es el momento de fortalecer la oferta nacional, comprar productos nacionales y preparar una oferta exportadora relevante. Aunque tu oferta de valor requiera el proceso importador, debes armar un equipo de trabajo que mire tras fronteras, que tome esta crisis como la oportunidad para innovar y aprovechar la riqueza de recursos y capital de trabajo que tiene nuestro País.

Necesitas ayuda? En AG estamos atentos para acompañarte y asesorarte.

Admin